Identidad Profesional: lo mío y lo otro

Durante estos últimos años laborales, recuerdo haberme levantado de mi silla periódicamente y pensar (casi siempre en voz alta), pero que c* hago yo aquí haciendo esto, esto no es “lo mío”.

 

Hace un año, visitando a unos antiguos compañeros de trabajo en París, recibía comentarios en esa línea, pues extrañados, me sugerían que me tenía que centrar en “lo mío”, en lo que sabía hacer bien [sic]. La línea entre “lo mío” y “lo otro” es bastante subjetiva, y con el tiempo más borrosa por momentos. “Lo mío” y recordado por mis antiguos compañeros, es mi actividad durante más de 20 años en marketing, desarrollo de negocio y management.

 

Lo otro” ha surgido por culpa del bootstrapping, cuando me ha tocado desarrollar negocio en internet, por mi cuenta y con menos recursos. En 2009 con la premisa inicial de crear prototipos para proyectos web, empecé a remangarme y a aprender desarrollo web front-end y back-end (Drupal, CSS, LAMP…). Nuevas aptitudes, y a la postre una experiencia técnica de varios años que actualizan mi identidad profesional, pero no cambian demasiado mis objetivos profesionales. De cualquier manera siempre son valores añadidos para maximizar oportunidades de “lo mío”.

 

[title-raw]Nuestra identidad profesional viene definida principalmente por:

  • la experiencia (lo que hemos hecho),
  • nuestros conocimientos o aptitudes (lo que sabemos hacer),
  • nuestros objetivos profesionales (lo que queremos hacer).

Lo ideal obviamente es tener alineados estos 3 parámetros, pero para evolucionar profesionalmente con el tiempo toca jugar con estos vectores.

 

Hace 5 años promovía con el desarrollo de una red social profesional, el concepto de Identidad Digital Profesional (con titular en "El País" ;) . Hoy, el uso de herramientas online sigue siendo la mejor manera de cuidar nuestra identidad en internet. Separar convenientemente la información compartida en cada red de contactos y mantener un perfil profesional completo y actualizado refleja presente, pasado y futuro profesional. Si además contamos con un espacio propio, un blog profesional como éste [inserte aquí descarado call-to-action], mejor.

 

La identidad profesional también está ligada a la identidad de la organización o marcas con las que trabajas. En mi caso, desde 2009 está ligada con mi empresa Marketing Tribal, (donde precisamente mejoramos la identidad digital corporativa y la presencia web de organizaciones), y con proyectos como TecnoTribu, Sharebettr, Blogopro, Restaurapro.


En resumen, mi identidad profesional sigue ligada a internet, canalizando oportunidades propias o ajenas sea en el desarrollo de negocio o de proyectos web. Estamos en una época en la que no hay que tener miedo a reinventarse profesionalmente, si hay que dedicarse a "lo uno" o "la otro", se hace.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
v
d
a
w
t
e
Escribe el código SIN espacios y respetando las minúsculas y mayúsculas