El Arte de Terminar

Supongo que muchos emprendedores, han leído o al menos oído hablar del "Arte de Empezar", un libro de Guy Kawasaki. Efectivamente, tal como predica este gurú americano de los negocios en internet, es importante saber iniciar un proyecto y sentar las bases del emprendimiento.

Estos últimos años me he propuesto desarrollar otra faceta similar que se podría denominar "el Arte de Terminar", parafraseando lo anterior. De hecho últimamente se ha convertido para mí en algo casi obsesivo debido a mi histórico reciente de haber empezado demasiadas cosas.

Terminar un proyecto empresarial, llamado habitualmente el "exit" en la jerga de los negocios de tipo startup, puede ser premeditado desde el principio, y consiste en finalizar la etapa en la que estamos involucrados en tiempo o dinero con el proyecto. Las fórmulas mas habituales son:
- Vender tus participaciones a un comprador y ganar dinero con la transacción
- Vender tus participaciones y tus deudas a un comprador y dar gracias por quitarte el marrón
- Comerte tus participaciones, dar de baja la empresa y asumir las pérdidas generadas...

 

Lo importante en la cocina es terminar platos cuanto antesSin embargo, el concepto que más me interesa tiene que ver con terminar etapas o fases, dentro de un mismo proyecto empresarial o profesional.

El día a día puede tener actividades repetitivas que tenemos que terminar, o proyectos que se extienden en días o semanas que también deben tener una conclusión para dejar paso a otros.

Como decía un amigo restaurador, esto lo ilustra muy bien su Chef de cocina: "No puedes dejar muchos platos en preparación, lo importante en la cocina es terminar platos cuanto antes".

 

El anglicismo "Time to Market", define y mide el tiempo de poner en el mercado cuanto antes tu producto desarrollado. He comprobado que cuanto antes terminas un proyecto, antes estarás disponible para abordar uno nuevo, antes tendrás feedback del cliente para mejorarlo, y antes podrás venderlo y cobrarlo.

Esto es difícil de gestionar cuando eres perfeccionista, porque nunca encuentras el momento adecuado para dar por finalizado una etapa del proyecto. Como me recordaba constantemente un antiguo jefe citando a Voltaire: "lo perfecto es enemigo de lo bueno".

Voltaire bien podría haber trabajado en Google, que acostumbra a lanzar muy rápidamente productos en versión Beta, con el riesgo de presentar un producto inmaduro o con errores. Esta fórmula tiene la ventaja de anticiparse a todos y de ser el primero en el "Time to Market". No le va nada mal a Google, a pesar de algún fracaso por el camino.

Por otra parte está la filosofía de Apple, que sólo lanza el producto cuando está perfecto, dando la apariencia de un producto de calidad o servicio premium, y poder cobrar en consecuencia. Tampoco le va nada mal y supera en capitalización, ventas e ingresos a Google...

En el Arte de Terminar, creo que me quedo con la escuela de Apple. Pero para mejorar los tiempos y como truco para terminar proyectos, trato ahora de separarlos en otras fases más pequeñas, para no perder el hábito de terminar.

Terminar es la transición necesaria para volver a empezar.

...

Post-data: ayer se cumplió un año de la fase 1 de TecnoTribu, todavía no se ha terminado la fase 2...
He empezado otros proyectos mientras tanto, pero me he propuesto hablar de ello sólo cuando estén terminados ;)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
M
g
9
v
2
j
Escribe el código SIN espacios y respetando las minúsculas y mayúsculas